LPEM Noticias

Noticias y Actualidad de Biobío y Ñuble

Actualidad Destacados Internacional Tendencias

Perdió un ojo y burló el reconocimiento facial de una aplicación con insólito e ingenioso engaño

A Pablo Feighelstein le falta un ojo izquierdo, por lo mismo utiliza un parche que le trae diversos problemas a la hora de usar algunas aplicaciones que tienen como requisito el reconocimiento facial. Sin embargo, encontró la solución.

El psicólogo argentino de 67 años buscaba realizar un tramite en la aplicación «Mi Argentina» -pase de movilidad en nuestro país-  para obtener un certificado de viajes. Pero la forma de ingresar a la APP hizo que todo fuera engorroso así que debió optar a la creatividad y a una revista para solucionar el inconveniente.

«Viajábamos en enero de 2022, así que en diciembre de 2021 comenzamos a gestionar el certificado. Nos registramos en Mi Argentina, pero cuando me quise tomar la fotografía que piden para poder registrarme, no me dejaba y no me identificaba el rostro», comentó Feighelstein.

«El ojo de papel»

Pese a lo duro que pudo ser el problema, el argentino no se dio por vencido. “Fui al cajón de casa donde los chicos guardan sus revistas y recorté el ojo de una caricatura de una revista. Lo pegué encima del parche y cuando puse la cara en la cámara para tomarme la foto, recién allí la aplicación me reconoció la cara y me permitió registrarme«, afirmó al medio trasandino «Los Andes», reconociendo que burló el sistema de seguridad de la aplicación.

La historia, por más  que sea curiosa, destapa una triste realidad a la cual, Pablo se ha tenido que enfrentar en diversas ocasiones desde que a sus 15 años, enfrentó un cáncer, cuyas secuelas derivaron en la perdida del ojo izquierdo. «Lo que me pasó ahora con ‘Mi Argentina’ es triste, pero no es la primera vez en que siento que el Estado me impide o restringe algo porque no tengo un ojo. En mi caso, es una batalla que se ha dado siempre y por distintos motivos».

Uno de las razones fue la renovación de su carnet de identidad «Cuando tenía 19 años tuve que renovar el DNI para enrolarme en el Servicio Militar Obligatorio. Me pedían una foto de tres cuartos, de perfil izquierdo y no quisieron sacarme la foto porque no me sacaba el parche. Querían exigirme que saliera sin el parche”, recordó, agregando que fue su padre quién hizo las gestiones en la justicia para lograr obtener el documento.

Finalmente, en esta ocasión, Pablo volvió a ganar ante el sistema y logró realizar el tramite y viajar junto a su familia, eso sí critica que la seguridad de la aplicación es “Es muy poco fiable, realmente. Siento que con estas cosas nos toman el pelo y no podemos quedarnos de brazos cruzados”, reflexionó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *